Canal de la Perla

Canal de la perla

El Canal de “La Perla” fue un tajo a cielo abierto, que derivaba del canal del Coyote, y que se hizo para regar las tierras de la Hacienda de La Perla, por lo que su trazo pasaba por lo que más adelante sería el centro de la ciudad de Torreón. Al ir creciendo la ciudad, este canal se fue delimitando por dos muros y poniéndole una bóveda elaborada con tres hileras de ladrillo, para poder construir encima de él. En un principio por este canal corría agua del río Nazas, después se utilizó para recoger el agua de lluvia y su último uso fue para las descargas de aguas negras, por todo esto, este canal se fue azolvando poco a poco hasta quedar cubierto de tierra casi en su totalidad, perdiéndose la memoria de su existencia.

El hallazgo

En el mes de marzo del año de 2003, en la construcción de una zapatería en la esquina de las calles Av. Hidalgo y Rodríguez, la llanta de un camión de volteo de hundió en el terreno, al retirarlo se vio la bóveda de ladrillo; Al darse cuenta de la importancia del descubrimiento y estar el Municipio interesado en realizar un “Andador Turístico”; se hizo un plan para rescatar un tramo del “Canal de La Perla”, llamado “Arqueología Histórica Urbana de El Canal de La Perla”.

 

Exposiciones